Teatre Municipal Francesc Tárrega

RICARDO ESTEVE “El ilusionista”

RICARDO ESTEVE “El ilusionista”

964 30 31 69 (horario de actividad) 964 30 09 62 (resto de horario)

Plaza de la constitución, s/n

El Ilusionista es el primer disco en solitario del experimentado guitarrista Ricardo Esteve después de una larga trayectoria como músico y productor (Jerez Texas, María del mar Bonet, Ximo Tebar, Apa…). El eclecticismo que ha caracterizado su estilo es una de las señas de este disco. El título es definitorio, el ilusionista sugiere, dirige la atención mientras prepara sin ser visto la siguiente propuesta que nos acabará sorprendiendo, nos invita a estar atentos y a dejarnos llevar. Hay en el disco algo de olores de la infancia y de juegos a la luz del día, hay canciones que son como el buen puerto que cobija, y otras como pequeñas marejadas nerviosas; hay jazz, hay flamenco, hay folk y hasta pop y rock; hay improvisación y sinceridad, pero la sensación final es de oír música sencilla, directa, cercana, con cuidadas melodías que dejaría uno que lo acompañaran siempre. Cuenta además con 10 personales músicos trabajando en una misma dirección, que la guitarra de este ilusionista cuente su historia

Apta para todos los públicos

Horarios

Viernes 20 noviembre de 2020 - 22:30 h
Lunes 30 noviembre de -1 - 00:00 h
Viernes 20 noviembre de 2020 - 20:00 h

Precio

3.00 €

Ficha artística: Ricardo Esteve: Guitarra; Jesús Gimeno: batería y percusiones; Carlos Sanchis: Acordeón, armónica y teclas; Rober Molina: Bajo; Arantxa Domínguez: VozApa - Voz


El Ilusionista es el primer disco en solitario del experimentado guitarrista Ricardo Esteve después de una larga trayectoria como músico y productor (Jerez Texas, María del mar Bonet, Ximo Tebar, Apa…). El eclecticismo que ha caracterizado su estilo es una de las señas de este disco. El título es definitorio, el ilusionista sugiere, dirige la atención mientras prepara sin ser visto la siguiente propuesta que nos acabará sorprendiendo, nos invita a estar atentos y a dejarnos llevar. Hay en el disco algo de olores de la infancia y de juegos a la luz del día, hay canciones que son como el buen puerto que cobija, y otras como pequeñas marejadas nerviosas; hay jazz, hay flamenco, hay folk y hasta pop y rock; hay improvisación y sinceridad, pero la sensación final es de oír música sencilla, directa, cercana, con cuidadas melodías que dejaría uno que lo acompañaran siempre. Cuenta además con 10 personales músicos trabajando en una misma dirección, que la guitarra de este ilusionista cuente su historia

También te podría interesar...